Régimen Maduro expropiará las miles de viviendas vacías que dejó el éxodo venezolano?

Redaccion EFE   Colorstereo.net

El régimen bolivariano de Caracas, que en dos décadas expropió miles de millones de dólares en activos de compañías y tierras cultivables, podría ahora estar centrando su mirada en las viviendas de millones de venezolanos que viven en el exterior, denunciaron expertos.

Un censo ordenado este mes por el gobernante Nicolás Maduro para determinar cuántas viviendas se encuentran vacías está alimentando temores de que el régimen esté preparando el camino para la confiscación masiva de inmuebles para luego traspasarlas a adeptos con fines proselitistas.

Decenas de edificios y otro tipo de propiedades inmobiliarias ya se encuentran invadidas ilegalmente en distintas ciudades del país por agrupaciones comunales del régimen o por los “Colectivos”, las temidas bandas paramilitares armadas controladas por el chavismo.

Pero el censo podría colocar en riesgo a cientos de miles de inmuebles, al brindar a esos grupos detalles de cuáles podrían ser los próximos blancos, dijeron expertos y activistas.

“Desde hace tiempo, ellos vienen dándole la vuelta a la idea de sacarle provecho” al gradual vaciamiento de Venezuela ,dijo el abogado y experto constitucionalista Leonardo Palacios, quien lleva años estudiando la evolución del estado venezolano hacia un modelo socialista de corte cubano. El país ha visto salir a casi un 15 por ciento de su población, unos cuatro millones de personas, huyendo del colapso económico y del creciente autoritarismo del régimen.

“Debido a la emigración masiva hay muchos apartamentos, muchas viviendas, que quedaron desocupadas y que pertenece a gente que se fue y que no pudo o no quiso vender por razones económicas”, agregó Palacios.

Esas razones económicas son simples: el éxodo poblacional desplomó los precios de las propiedades en Venezuela y un apartamento en Caracas que en algún momento fue adquirido a un precio por encima de los $300,000, hoy no vale más de $80,000, explicó.

Muchos propietarios decidieron irse sin vender, con la esperanza de eventualmente regresar o al menos poder vender en un futuro bajo mejores condiciones. Pero muchos de ellos podrían no llegar a hacerlo, agregó.

El PELIGRO DEL CENSO

Maduro no brindó grandes detalles al anunciar el censo, anunciando simplemente que estaba ordenando que se adelantara el XV Censo Nacional del Sistema Estadístico y Geográfico que tenía previsto ser realizado en el 2021.

Pero muchos vieron entrelíneas la amenaza, luego que Maduro, junto a su vicepresidente de planificación, Ricardo Menéndez, explicara que el procedimiento consistiría en dos fases. Primero, la recolección de información inmobiliaria, y segundo, ver si las unidades están ocupadas.

Los temores se han visto en aumento ante persistentes rumores sobre la existencia del programa gubernamental “Ubica Tu Casa”, que desde el Ministerio del Poder Popular para Vivienda y Hábitat (MVH), alienta a integrantes de las organizaciones comunales controladas por el chavismo a identificar inmuebles desocupados que pudieran ser considerados para un eventual proceso de ocupación.

El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Judiciales, Emilio Negrín, quien la semana pasada se vio forzado a salir en defensa del apartamento de un familiar que estaba por ser invadido, dijo no tener dudas de que el programa existe.

“Este es un plan que ellos tienen estructurado para apropiarse indebidamente de todas estas propiedades”, dijo Negrín en una entrevista telefónica.

El apartamento perteneciente a los familiares de Negrín era uno de un total de 12 que se encontraban en un edificio en la Avenida Victoria de Caracas, que súbitamente habían sido marcados para ser ocupados debido a que sus dueños se encontraban en el exterior.

Pero los vecinos del edificio salieron a enfrentar a quienes dijeron ser funcionarios de la Junta Liquidadora de la Alcaldía Libertador, ente gubernamental de Caracas controlada por el chavismo.

El intento de invasión pudo ser detenido gracias a que los vecinos impidieron el paso y lograron ejercer presión a través de los medios de comunicación, pero Negrin advirtió que muchas propiedades similares están en riesgo.

“Ellos ubican la casa, luego hacen un censo habitacional, y seleccionan a las personas que van a ir a ocupar estas propiedades, y una vez que ellos aprueban esto pasan a adjudicar las propiedades a esas personas”, dijo.

“Eso carece de legalidad total porque según la normativa venezolana, la única persona con autoridad para hacer una adjudicación es el Ministerio de Viviendas siempre y cuando el inmueble sea propiedad del Estado”, agregó.

RADIOGRAFÍA DE UNA INVASIÓN

Carlos Julio Rojas, activista venezolano que aboga por la defensa de los propietarios de inmuebles, dijo que no siempre los intentos de ocupación son protagonizados por funcionarios sino por integrantes de grupos paramilitares armados.

Explicó que estos grupos, conocidos por usar la violencia a favor de los intereses del régimen, en el pasado han comenzado primero por ocupar los espacios de estacionamiento de las estructuras para luego pasar a asumir el control de los edificios y sus distantes unidades.

Y hoy ya se encuentran activos llevando el registro de las propiedades que se encuentran vacías.

“Lo están realizando los colectivos armados, los milicianos, y los miembros de las comunas, con apoyo incluso de la Policía Nacional. Ya están marcando apartamentos que están desocupados”, dijo Rojas, Coordinador de la organización Frente en Defensa del Norte de Caracas.

Pero incluso si las unidades están ocupadas por familiares o amigos de los dueños, los adeptos al chavismo han procedido a desalojarlos de la unidad, tras determinar que los dueños se encuentran en el exterior, señaló.

En la experiencia de Rojas, las propiedades vulnerables son aquellas que quedaron vacías.

“Nosotros hablamos con los familiares de los 12 apartamentos [que habían sido marcados para ser invadidos] y les recomendamos que metieran gente allí para que no se los dejaran quitar”, comentó.

“Pero ya es un tema que están generado miedo en la población porque ya en varias comunidades, donde hay situaciones de propiedades invadidas en los alrededores, ya comenzaron a marcar esos apartamentos. Ya están diciendo cuales apartamentos están vacíos”, advirtió.

Parte de la función de identificar las unidades vacías están siendo realizadas por soplones vinculados al chavismo, quienes han sido reclutados para brindar información a los colectivos y a los grupos comunales sobre las actividades de sus vecinos.

Estos individuos, conocidos en Venezuela como Patriotas Cooperantes, están hoy informando sobre los individuos que salieron del país.

“Si estás afuera, tu vivienda puede estar marcada y tu no te vas a enterar hasta el momento en que ejecuten la invasión”, señaló.

LA SISTEMATIZACIÓN DEL PROCESO

Aun cuando hasta el momento los procesos de invasión han tenido un carácter más bien improvisado, los temores son que el régimen una vez que haya determinado el número de apartamentos vacíos anuncie que procederá a expropiarlos, como ha hecho con cientos de compañías y más de tres millones de hectáreas cultivables.

De hacerlo, estaría dando un paso totalmente inconstitucional, pero no estaría fuera del proceso emprendido por el régimen de moldear al estado venezolano en imitación al estado cubano, dijo Palacios.

“Todo eso es inconstitucional. Todo eso va en contra del derecho a la propiedad, todo eso va en contra de la esencia de lo que es un derecho fundamental de todos los demás derechos. El concepto de la libertad y el concepto de la propiedad”, explicó Palacios.

Pero eso no los ha detenido en el pasado, y el punto central del censo es que refuerza el concepto del “Estado Registral”, donde “los datos son recogidos no para fines de mejorar los servicios públicos sino para fines de control de la población”, agregó.